Actuar como oramos

Marzo 2015 / Convivencia de Comunidad - Peregrinos del Amor / Bogotá - Colombia


 

El pasado sábado 14 de marzo comenzó muy temprano para todos los peregrinos del amor. Desde las seis y media de la mañana sonaba el timbre de la Fundación de Peregrinos para dar comienzo a un día inolvidable en donde las risas, las lágrimas y el compartir serían los protagonistas de esta hermosa jornada.

El bus con sus cupos llenos, inició su travesía camino al Monasterio de los Frailes Menores Renovados, en donde se llevaría acabo este día de convivencia.

El día inició con la Santa Eucaristía presidida por nuestro querido director espiritual, el Padre Fray José María de las cinco llagas. Un momento preciso para entregar a Dios la jornada y agradecerle por la oportunidad de tenernos reunidos como comunidad.

Finalizada la Eucaristía tuvimos un momento de descanso para dar comienzo a la primera actividad del día llamada: “Actúa como oras”. En esta actividad los treinta y cinco peregrinos nos dividimos en cuatro grupos diferentes: Rosario, Vía Crucis, Eucaristía y Novena de Navidad . Habían cuatro juegos diferentes por los que cada grupo se rotaba. El tema central de cada juego estuvo basado en el contenido de la Carta del Apóstol Santiago, una carta enriquecida con una variedad de temas sobre la fe que dejó a todos los peregrinos grandes enseñanzas sobre el crecimiento espiritual y la coherencia que debemos tener en el obrar de cada día.

Después de movernos un rato y jugar, nos dispusimos para un momento de adoración acompañado por el ministerio de música de Peregrinos del Amor. Fue un momento maravilloso en el que nuestros corazones unidos como comunidad, se elevaron a Dios con cantos y súplicas, lágrimas y sentimientos de agradecimiento a Dios por nuestra comunidad, por cada uno de sus miembros y cada una de las bendiciones que Dios nos ha concedido y han transformado completamente nuestras vidas. Un instante eterno, lleno de inexplicables sentimientos que el corazón siente cuando se encuentra ante el silencio del Amor.

Al terminar la adoración tuvimos la hora del almuerzo comunitario en donde lo que menos faltó fue apetito y ganas de compartir.

Después del almuerzo tuvimos una actividad muy divertida de integración llamada “Tinto, Tingo, Tango” . Nos sentamos todos en un gran círculo para dar inicio a una dinámica de “pregunta y respuesta” de la que nadie se salvó. Habían cuatro tipos de preguntas: personales, situacionales, sobre la comunidad y sobre la Iglesia. Para todos fue un momento de preguntas inesperadas que además de causarnos mucha risa y mucha diversión, nos dio la oportunidad de conocernos más y de aprender muchas cosas sobre la fe y sobre nuestra comunidad.

Acabada esta actividad y después de rezar la coronilla de la misericordia, entramos a la capilla para escuchar una reflexión de nuestro Padre Espiritual Fray José María centrada en el tema de la convivencia: “Actuar como oramos”. Fue una oportunidad para adentrarnos en nuestro corazón y ver qué tanta religiosidad y espiritualidad hay en nuestras vidas. Las palabras de Fray José María fueron muy valiosas, cada una llena de gran sabiduría.

Finalmente lo último y lo más esperado: “El funeral de Don Anastasio” , una obra de teatro preparada por algunos de los jóvenes de la comunidad. Esta obra de humor, muestra de manera clara el peligro tan grande que existe de caer en la religiosidad y morirse con una alma desnutrida y mal preparada. Toda la obra gira entorno al funeral de Don Anastasio y se puede ver con claridad cómo las personas que van a visitarlo no tienen ningún interés distinto a la herencia dejada por él. Se evidencia a lo largo de la obra la triste realidad que sucede en muchos funerales: irrespeto, intereses egoístas, chisme, burla, juicios etc. Fue el momento culmen de toda la convivencia, el cierre de toda la reflexión del día, un momento de mucha risa pero sobretodo de mucha reflexión.

Después nos hicimos en los grupos del inicio y ayudados por la historia de la obra de teatro, cada grupo reflexionó sobre dos pecados capitales distintos. Todos opinaron, reflexionaron y compartieron con gusto la última actividad de esta gran jornada.

Fue así como los Peregrinos del Amor tuvimos un día inolvidable. Una oportunidad para aprender y sobre todo para compartir e integrarnos como lo que somos: una comunidad.

--

Comité de Prensa

¡Déjanos tu comentario!

Jóvenes Misioneros del Santo Padre ©2015 | Home | Joomla 3 Templates Joomlaskins