El sábado 9 de noviembre tuvimos la oportunidad de acompañar a los pequeños que vana recibir el Sacramento de la Confirmación de nuestra parroquia. Las catequistas pidieron apoyo con dos actividades que nos permitieron reflejar la entrega del amor de Cristo por los hombres y cómo nosotros muchas veces no damos respuesta a ese amor. Las dinámicas fueron intensas pero a la vez profundas para permitir que los chicos entre 11-16 años de edad pudieran cuestionarse acerca de su disposición ante el sacramento que iban a recibir.

Primero simulamos un concurso de tipo reality show, donde había participantes importantes que iban compitiendo en contra de Jesús para ganar el título de “Rey de la competencia”. Hubo imitaciones de cantantes, deportistas, militares, científicos y políticos. Los niños podían ir viendo lo que el mundo ofrece, la vanidad y el egoísmo que constantemente predomina en los títulos que la sociedad nos presenta como importantes y valiosos. Al final Jesús fue el ganador y todos pudimos reconocerlo como nuestro Rey y Señor, agradeciendo su entrega en la cruz por el perdón de nuestros pecados.

Después tuvimos un confortamiento con las actitudes que a veces adoptamos de reclamar a Dios todo lo malo que sucede en este mundo. Los niños a través de nuestras palabras pudieron darse cuenta como el mal que muchas veces vemos en las noticias y en las calles, no es culpa de Dios sino que es consecuencia de la libertad del hombre. Acabamos con un momento de oración y de testimonios para contar nuestra propia historia de conversión y las razones por las que queríamos seguir siendo “soldados de Cristo”, dispuestos a defender nuestra fe y dar testimonio del mandamiento del amor aquí en la tierra.

 

¡Déjanos tu comentario!

Jóvenes Misioneros del Santo Padre ©2015 | Home | Joomla 3 Templates Joomlaskins