La Batalla Espiritual

23 de febrero 2014 - Jóvenes Misioneros del Santo Padre /Monterrey - México.


 

 

"Por lo demás que el Señor los conforte con su fortaleza poderosa. Revístanse de las armas que les ofrece Dios para que puedan resistir a las asechanzas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra adversarios de carne y hueso, sino contra los poderes, contra las potestades, contra los que dominan este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que tienen su morada en las alturas. Por eso deben empuñar las armas que Dios les ofrece, para que puedan resistir en los momentos adversos y superar todas las dificultades sin ceder terreno. Manténganse, pues, en pie rodeada su cintura con la verdad, protegidos con la coraza de la rectitud, ben calzados sus pies para anunciar el evangelio de la paz. Tengan en todo momento en la mano el escudo de la fe con el que puedan detener las flechas encendidas del maligno, usen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios." Efesios 6, 10-17

En estos meses hasta semana santa, los JMSP Mty, estamos en una misión que es ayudar a dar formación a un grupo de jóvenes profesionistas carismáticos (SHADDAI) que irán a misionar en esta semana santa a una comunidad muy necesitada. Nos dio mucho gusto conocer a todos los del grupo, que desde la primera sesión nos han dejado algo en el corazón con ese amor a Dios que se siente, disponibles con humildad a recibir lo que Dios quiera.

En este domingo vimos el tema de la batalla espiritual, donde tuvimos una dinámica muy padre, donde cada uno como soldado de Dios recorría este camino, al principio con los ojos vendados sin saber por donde iban y siendo atacados por el demonio sin poderse defenderse porque no sabían cómo! Su objetivo era acudir a la gran fiesta del nuestro Rey Jesucristo. Donde después por Gracia de Dios sus vendas fueron retiradas y vieron la realidad, todos sucios y con cosas raras encima que impedían que pudiesen entrar a la fiesta, entonces entraron a la iglesia donde pudieron por medio del sacramento de la confesión estar limpios de nuevo, a estar en gracia de Dios, dentro de la iglesia pudieron ver todo lo que nuestro Dios nos ha dejado para defendernos, así que se revistieron de la armadura de Dios y tomaron fortaleza en esta fiesta del Rey con ese banquete representando el sacramento de la eucaristía, para salir a anunciar a todos de esta Fiesta, salieron a levantar almas y ayudándolas por todos los medios posibles según la Voluntad de Dios, luchando en esta batalla contra el mal porque el mal no los dejaba de molestar y tampoco de atacarlos, claro está, para que cayeran y no ayudaran a otros!

Así fue que por medio de juegos se pudo tener esta visión de la realidad en la que estamos y para qué estamos aquí y hacia dónde vamos, siempre alertas de no volver a caer y si nos caemos pues volvernos a levantar con esa confianza en Jesús Misericordioso y seguir en el camino hacia la fiesta en el cielo.

Damos gracias a Dios porque nunca nos abandona, además nos ha dejado a la Santa iglesia con todo lo que necesitamos, y como verdaderos soldados también debemos cuidar de nuestra iglesia por medio de la oración porque el mal siempre estará al asecho!

Bendito sea el Rey de Reyes nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Virgen María de Guadalupe ruega por nosotros.

¡Déjanos tu comentario!

Jóvenes Misioneros del Santo Padre ©2015 | Home | Joomla 3 Templates Joomlaskins