VISITA DEL OBISPO EN LA PARROQUIA

29 Enero 2015 / Jóvenes misioneros del Santo Padre - Monterrey, MEX.


 

En este día nos juntamos en la parroquia para la visita del Obispo auxiliar Mons. Juan Armando Pérez Talamantes, en su visita pastoral en la parroquia Espíritu Santo, que es donde nosotros vamos. Primero fue la misa que él presidió, donde estuvieron también los Oblatos de San José. Luego nos pasamos al salón grande, éramos la mitad de los grupos que se reúnen en esta parroquia, la otra mitad se reuniría al día siguiente con el Obispo. 

Aquí cada grupo se presentó con el Obispo para presentar a su grupo, vimos que este día eran mas que todo los grupos juveniles, entro otros grupos. Nosotros nos repartimos entre cada uno de los integrantes para hablarle al Obispo de nuestro grupo JMSP, pero a la mera hora nos dijeron que solo pasara un representante, así que se le expuso al Obispo sobre JMSP, como nació, cuál es el objetivo general y los objetivos específicos del grupo y de qué manera se llevaba a cabo osea la metodología y los pilares.

Fue la primera vez que veíamos al obispo Juan Armando pues es casi nuevo en Monterrey, el Papa Francisco lo nombró Obispo junto con otro que se llama Mons. Alfonso Gerardo Mirada Guardiola, el día 22 de marzo del 2014. Entonces ahora en Monterrey hay 3 Obispos pues ya había uno que se llama Mons. Jorge Alberto Cavazos Arizpe, que sí conocíamos  y bueno y está también el Arzobispo Rogelio Cabrera López. :P

Al finalizar todos los grupos de exponer, el Obispo Juan Armando nos dio un mensaje a todos los grupos.

Que necesitamos llevar a Jesús, que nos encontremos con el Señor Jesús y que eso nos va a unir en un solo corazón. Habló sobre el encuentro del Papa con los líderes religiosos en Filipinas, que fue difícil, donde la invitación fue a que nos uniéramos en ese mismo amor, y que el Papa si dijo cuál era nuestra fe, ante las demás religiones no lo oculta porque nuestro tiempo nos invita a compartir la Verdad, y que así nos lo menciona el Papa en la exhortación apostólica Evangelli Gaudium a salir, que tengamos la fe en alto y que recordemos que los primeros cristianos tenían en el corazón: Amar a Dios sobre todas las cosas, al prójimo como a uno mismo, tener a Cristo en el corazón. Tenerlo claro. Nos dice que el papa Francisco dice que esta claridad de fe, de corazón es lo único que puede llevar al mundo ahora a una esperanza. El Obispo nos pide esto, que en nuestras comunidades, en nuestros grupos mantengamos esta fe clara en el Señor Jesús, y que cuando alguien presente su grupo, su carisma, presente orgullosamente lo que el Señor ha ido haciendo con cada uno para la mayor Gloria de Dios, pues Él es la roca, el fundamento, la luz.

También el Obispo nos felicitó y recordó que nada se mueve sin la Voluntad de Dios. Cuando reconozcan todo lo que la iglesia va creciendo, como dice, reconozcan que no hay bien que no se te ah dado, es decir lo que hemos logrado ah sido lograr un esfuerzo bendecido, fecundado por Dios. Ah sido nuestro Señor Jesús quién nos ah enviado, llamado, fortalecido, sanado, enseñado, levantado, nos ah mantenido humildes, todo lo que se ah logrado es porque el Señor los ah movido, empujado sus corazones y que sea desde el corazón el que dé el testimonio, un corazón fuerte, sano, con entusiasmo, lleno de esperanza, ardiendo, un corazón que pueda llevar luz, que pueda reconocer la presencia de Jesús, poder decir como San Pablo “ya no vivo yo sino Cristo quién vive en mi”. Lo que hemos propuesto lo que hemos sembrado, cosechado ah sido posible por el Espíritu Santo.      Nos dijo que Dios nos bendiga mucho y que lo ayudemos a llevar este mensaje a nuestros grupos.

Luego dirigiéndose a los coordinadores de los grupos nos recordó un pedacito del Evangelli Gaudium donde habla de los agentes pastorales “que nadie les robe las ganas de servir a Dios” Mencionó que no es fácil ser coordinador de un grupo, pues le toca toparse con muchas cosas, entre ellas la indiferencia, desprecios, dar la cara por Cristo, le toca presentarse, el coordinador sabe de los rasguños o de las heridas y de lo que se siente adentro. Que Dios les toque en sus corazones y que te sientas muy comprendido por Cristo, las veces que has dicho: Señor y quién me manda andar aquí, las veces que has dicho: mejor ya voy a dejarlo, las noches que has dicho: mejor que otro sea el coordinador. Esas noches, esos momentos los tiene Jesús muy presentes, porque todos esos son momentos de Cruz, que Dios sabe lo que hay en tu corazón, te comprende, Él llega a abrazarte, que te sientas muy amado, que sepas que Cristo Jesús y toda la iglesia de todos los tiempos está muy agradecida por esas noches que te has dicho pues quién me manda, te ah mandado Dios, tenlo muy seguro y Él te sostendrá, sanará, te librará si crees.

El Obispo dio las gracias a los coordinadores por ser coordinadores, por soportar, por llevar en los hombros al grupo. Nos recordó un pasaje del evangelio y mencionó que los papás tienen que ser como esa columna bien puesta, como ese clavo bien puesto, no te vayas a caer. El Obispo dijo que Dios los fortalezca en el corazón, en la fe, que les conceda ver su Rostro, que les conceda la paz. Que Dios bendiga sus familias.

Agradeció a los sacerdotes y seminaristas de los Oblatos de San José por atender y tener esa apertura a todos estos grupos que se presentaron, y les dio su bendición. El Señor Jesús multiplica su obra, y dijo el Obispo: en nombre de la iglesia les doy las gracias, por su empeño, por su fe, por entrega, por los azotes recibidos, por ser columna fuerte. Para finalizar nos dio la bendición a todos los presentes, dijo que para todos en cada carisma de sus grupos y para los padres de la comunidad. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Terminamos con una oración que hizo el Obispo, dando gracias por todos los dones del Espíritu Santo derramados en cada grupo, pidiendo su bendición, pidiendo nuestra continua conversión, teniendo en nuestro corazón siempre a Jesús, pidiendo iluminación, para acoger a todos los que se acerquen buscando a Dios. Rezamos también a nuestra madre la Virgen María.

Le damos gracias a Dios por esta vista que nos hizo a través del Obispo Juan Armando Pérez que nos ah llenado de alegría y fortaleza para seguir en el camino.

Gracias Jesús por la iglesia por permitirnos pertenecer a ella, por llenar nuestros corazones con tu infinito amor, te pedimos cuides al Obispo Juan y a los demás Obispos de tu Iglesia junto con el Papa Francisco en su misión en esta vida. Te damos gracias Dios también por los Oblatos de San José por acogernos en esta parroquia para nuestras reuniones como grupo. Amén.

¡Déjanos tu comentario!

Jóvenes Misioneros del Santo Padre ©2015 | Home | Joomla 3 Templates Joomlaskins