El jueves pasado, con la inquietud en nuestros corazones de encender el fuego que hemos descubierto en Cristo, nos reunimos el grupo de JMSP en una capilla a la cual fuimos invitados por nuestro director espiritual, nos dispusimos a una Hora Eucarística.

Entramos a la capilla, tomamos asiento, en frente estaba una custodia, en la cual en unos instantes Nuestro Señor se encontraría, justo en ese instrumento, un instrumento que si bien tiene una forma definida ,es insignificante por si solo , pero en el momento que cumple la función de hacer ver a Cristo vivo tiene un significado. Me recuerda a los hombres, nosotros somos insignificantes pero al tomar el papel que nos corresponde de mostrar a Cristo vivo para que todos lo glorifiquen todo cambia y nuestra vida tiene sentido.

Llegó el momento! el coro comenzó y el sacerdote entro a la capilla todos nos hincamos y se expuso el Santísimo sentí paz y emoción en mi corazón.

Pasaron distintos jóvenes a rezar un misterio cada uno alternándolos con cantos para nuestra Santísima Madre. Me gusto mucho rezar el Rosario durante la exposición del Santísimo ya que no hay mas hermosa custodia que nuestra Madre, terminando el Rosario se leyó La Palabra y escuchamos una reflexión sobre ella, finalizó con La Comunión.



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Puedo compartir que la adoración es un acto que plenifica y que ilumina nuestro camino hacia El Padre, seamos esa custodia que lleva a Cristo en el centro invitando a todos a glorificarlo y acercarse a El.

María Arana - JMSP Querétaro

¡Déjanos tu comentario!

Jóvenes Misioneros del Santo Padre ©2015 | Home | Joomla 3 Templates Joomlaskins